La realidad demuestra que la demagogia, la hipocresía y la ignorancia no son patrimonio de ningún grupo concreto.

lunes, 12 de marzo de 2012

Cucarachas con Chanel.


La mañana del pasado martes 6, dos hermosas ojeras adornaban mi cara gracias y por culpa del Dr R, el escritor JRamallo. El día anterior había tenido la oportunidad de disfrutar leyendo su segundo libro publicado, Cucharachas con Chanel, obra en la que el autor describe un puzzle de fotografías transformadas en letras sobre papel, narrando con precisión la abrumadora realidad de unos personajes ambientados en la sociedad de una pequeña gran urbe llamada Santa Pus, ciudad que según define, es “un espacio entre el mar de los pobres y la montaña de los ricos, entre el cielo de los murciélagos y el suelo de los lagartos. Un hueco de arena y viento, de alegría y tristeza a partes iguales. Un desierto. Un oasis. Vida.” Y lo hace con una sinceridad abrumadora que sacudió con violencia mi sistema nervioso, reflejando con un innegable talento, el patetismo de sus habitantes. Nace por tanto, un nuevo concepto: Realismo.0.

Por momentos pude sentir asco, perplejidad y hasta con alguno de sus puzzles me puse cachondo. En resumen, me hizo sentir. Elaborado tras enlazar cuidadosamente fragmentos breves, se aprecian pequeñas historias creadas a tumba abierta, sin complejos ni ataduras comprometedoras, desde tus tripas, plasmadas con una capacidad excepcional para que cada cuento, cada pieza de ese rompecabezas social, parezca tan real que pueda resultar abrumador. En contrapartida, también me provocó alguna sonrisa su humor ácido que, en mi opinión, discurre con sutileza y en ocasiones en clave y apariencia surrealista, fruto de la acertada descripción de una parte de esa sociedad alocada y sin verdadera perspectiva. Sí, es un libro que está hecho sin pensar en quién puede leerlo, sin prejuicios, a pecho descubierto, valiente.

Desde aquí, mi más sincera enhorabuena al autor. Estoy seguro que será un éxito en todos los sentidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada